20
Mar

La piel y la exposición al sol

¿Qué tipos de pieles no se recomienda exponer al sol, o bajo qué circunstancias?

La piel es el órgano más grande del cuerpo, por lo que merece toda la atención y cuidado. La piel usa la luz solar para ayudar a fabricar la Vitamina D, importante para la formación de los huesos, sin embargo la exposición prolongada y sin protección puede ser perjudicial.

Existe cuatro tipos básicos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel se determina genéticamente. No obstante, el estado de nuestra piel puede variar considerablemente según los diversos factores internos y externos a los que es sometida. El sol es uno de los agresores más intensos a los que estamos expuestos en el diario vivir, mucho más considerando la ubicación geográfica del Ecuador y la radiación solar a la que estamos expuestos.

La recomendación es no exponerse al sol de manera prolongada, las pieles blancas son las que más sufren las consecuencias, esto es debido a la poca cantidad de melanina que tiene este Biotipo de piel, Se debe tener en cuenta que tipo de piel tiene cada uno, los pelirrojos y rubios tiene muy poca capacidad de tolerar la radiación solar, los castaños tienen una tolerancia que puede considerarse normal, y los de piel oscura toleran mayor velocidad en la toma de sol.

¿Con qué tipo de productos o tratamientos podemos preparar la piel del rostro y cuerpo antes de esta exposición, con cuánto tiempo de antelación debemos aplicar o realizar el tratamiento (mencionar marcas, componentes y/o funciones de los productos)?

El protector solar o bloqueador solar, es una loción, gel, spray que únicamente evita o disminuye la quemadura producidas por exposición al sol, ningún protector solar ofrece protección absoluta al 100%, estos deben aplicarse 30-45 minutos antes de iniciarse la exposición al sol, siendo eliminados por el sudor y el agua. Por ello se deben de aplicar frecuentemente y sobre todo después del baño.

Los índices de protección son el factor por el que se debe multiplicar para saber cuánto tiempo nos protege, ejemplo: Un factor de protección 20 permite exponerse al sol 20 minutos como si fuera solo 1 minuto. El filtro 50 permite 50 minutos como si fuera 1. Podremos encontrar filtros desde factor 2 hasta factor 50 o más que se llaman totales o pantallas solares.

El mundo de los protectores solares, ha cambiado en la última década, antes se elegía el protector solar, solamente fijándonos en el factor de protección, hoy en día debemos tomar en cuenta otros aspectos importantes como: protección UVA, UVB, que el protector solar se adecue al tipo de piel de la paciente, no es lo mismo aplicar un protector en una piel grasa, que una piel atópica, que la textura se adecue a la actividad que se va a realizar, deporte, natación; tienen que demostrar que son foto estables, es decir que el filtro solar sea estable ante la exposición solar o al agua, que si me compro un protector solar 50+, me asegure que a las 2 horas sigo teniendo la misma protección 50.

El momento en Ecuador contamos con muchas marcas de protección solar en el mercado (Eucerin, Isis Pharma, Bioderma, heliocare, avene), lo indicado sería tomar en cuenta todos los factores mencionados anteriormente, recibir las indicaciones de su médico de cabecera y realizar la mejor compra.

En qué se diferencian los productos (exfoliantes, cremas hidratantes, bronceadores, bloqueadores, etc.) que colocamos en la cara y en el cuerpo antes y después del sol, podemos usar lo mismo, por qué sí o no?

Todos los productos que existen para la piel tienen su función y recomendación, los exfoliantes sirven para ayudar a retirar las células muertas generadas por la piel cada 21 días, las cremas hidratantes, emulsiones hidratantes, tienen componentes que van en primera instancia a hidratar la piel, luego de esto dependiendo del compuesto que tenga un producto, ayuda a nutrir la piel con colágeno, ácido hialuronico, vitamina E, oligovita, etc.

Cada producto es elaborado para una zona específica de la piel, rostro y para el cuerpo, estos productos están indicados para ser utilizados al menos dos veces al día.

Existen muchos factores a los cuales está expuesta la piel, como el sol, el polvo, la polución, viento, etc., por lo que la piel debe tener un cuidado y aseo especial, cada piel es única y necesita diferentes cuidados, una rutina de limpieza, tonificación, hidratación, uso de protector solar al menos cada 3 a 4 horas, mantendrán una piel sana ayudando a retrasar el envejecimiento prematuro y prevenir la aparición de manchas.

Muchas veces se teme que al aplicar maquillaje sobre el protector solar se pierda parte de la efectividad del producto, pero esto no es cierto. Usando los productos adecuados y en el orden indicado, la protección solar es exactamente igual y el maquillaje durará más tiempo sobre tu rostro.

El primer paso, luego de un día de sol, es darse un baño, utilizar un gel neutro, eliminar rastros de impurezas, cloro de la piscina o salitre del mar, luego aplicar un hidratante corporal, gel de aloe vera, y evitar la exposición solar prolongada.

¿Podría suceder algo o verse afectados los resultados si no preparamos nuestra piel antes del bronceado?

Hidratar la piel con productos adecuados, antes del uso de una pantalla solar, o bronceado es indispensable, se debe usar un producto bronceador que tenga factor de protección solar alto, caso contrario con la radiación solar que tenemos en el Ecuador, puede llegar a una quemadura.

Además de la preparación física, se recomienda la ingesta de ciertos alimentos para lograr óptimos resultados?

Una alimentación adecuada, frutos rojos, beta carotenos como la zanahoria, verduras, contienen elementos que estimulan la producción de melanina (pigmento encargado de oscurecer la piel al ser expuesta al sol), hay que recordar que es importante no exponerse al sol en horas del mediodía 12pm – 16:00Hrs, la radiación es tan intensa que puede ser perjudicial para nuestra piel, obteniendo una quemadura en vez de bronceado.